jueves, 5 de agosto de 2010

POMPEYA

Como en el Museo Arqueológico de Nápoles, lo mejor de Pompeya está cerrado a cal y canto, y los visitantes tenemos que conformarnos con recorrer kilómetros y kilómetros de calles inertes y vacías de significado. De la media docena de inscripciones e imágenes que pensaba fotografiar, sólo he podido llegar a una. También me he encontrado esta representación de Eros:


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada