lunes, 31 de mayo de 2010

jueves, 27 de mayo de 2010

miércoles, 26 de mayo de 2010

LA MILICIA DEL AMOR

Cuando decimos que hemos conquistado a una mujer, ¿estamos realmente empleando una metáfora?

Los antiguos vieron en el mito de los amores adúlteros entre Afrodita y Ares (Odisea VIII 267 ss) una alegoría de la realidad que afecta a los humanos: el amor y la guerra no son dos conceptos tan antagónicos como nos podría parecer. Más bien, van cogidos de la mano e incluso se funden en uno. De hecho, algunos poetas presentaban a Eros como hijo de Ares y Afrodita.



Ovidio, Amores 9:

"Es soldado todo amante y Cupido tiene su campamento propio."

"¿Quién, a no ser un soldado o un amante, es capaz de soportar el frío de la noche y la nieve mezclada con lluvia copiosa? Uno es enviado como espía a los odiosos enemigos, el otro tiene los ojos puestos en su rival, como si de un enemigo se tratase. Uno asedia ciudades poderosas, otro el umbral de su amiga altanera; uno rompe las puertas de una ciudad, como el otro las puertas de una casa."

"Marte es dudoso y no es segura Venus: los vencidos tornan a alzarse, y aquéllos de los que negarías que pudieran alguna vez abatirse, caen."


Cantar castellano del Siglo de Oro:
"De buenas armas me armé
quando de vos me enamoré.
Morenica, díme quándo
tú serás de mi vando.
Díme, amor, díme, amor, quándo
has de ser tú de mi vando. 
¡Hay, Amor, queráysme ayudar
en guerras de amar"

Antiguo refrán castellano:

"De buenas armas es armado quien con buena muger es casado."


Cristóbal de Castillejo, Sermón de amores (siglo XVI)

"Pues si comparar queremos
la vida del amador
al hombre guerreador,
en mil cosas la veremos
semejante.
Anda en guerra todo amante."


Leopoldo Alas Clarín, La Regenta:

"Supongamos que Ana consentía en hablar con don Álvaro a solas. ¿Dónde podía ser? ¿En casa del Regente? Imposible, pensaba el seductor; esto ya sería una traición formal, de las que asustan más a las mujeres; semejantes enredos no podía admitirlos la Regenta, por lo menos al principio. La casa de Paco era un terreno neutral; el lugar más a propósito para comenzar en regla un asedio y esperar los acontecimientos. Don Álvaro lo sabía por larga experiencia. En casa de Vegallana había ganado sus más heroicas victorias de amor."

domingo, 23 de mayo de 2010

EL CICLO DEL AMOR: 3

Lo sabías. De nuevo lo rechazas.

EL CICLO DEL AMOR: 2

Sorpresa: te desprecia, se escapa.

EL CICLO DEL AMOR: 1

Aunque lo rechazas, te seduce, te atrapa.

CARTEL

domingo, 9 de mayo de 2010

LOS TRES MOMENTOS DEL AMOR: MOMENTO 3

"Parezco destrozada, ¿verdad? Pero estoy loca."

LOS TRES MOMENTOS DEL AMOR: MOMENTO 2

"Parezco triste, ¿verdad? Pero estoy destrozada."

 

LOS TRES MOMENTOS DEL AMOR: MOMENTO 1

"Parezco feliz, ¿verdad? Pero me siento triste."

UNA HISTORIA DE AMOR: "TIME"


Descubrí a Kim Ki-duk por casualidad, al sacar Samaritan Girl de un videoclub. Creía que iba a ver una película de terror, ya que la había encontrado en esa sección: a pesar de ello, la historia me atrapó desde el principio y lo primero que hice después de verla fue dirigirme a la FNAC para comprarla. Desde entonces, la he vuelto a ver cinco veces y ahora he empezado a repasarla en coreano. La bocanada de aire fresco fue tal que sólo podía pensar en el siguiente estreno de este director, así que cuando en las Navidades del 2006 llegó el de Time, no dudé en recorrer los 90 km que me separaban del único cine de mi Comunidad donde se exhibía. Y desde luego que mereció la pena. Volví a verla poco después en Madrid y además me compré la otra película de Kim Ki-duk que hace tiempo había salido en DVD: Hierro 3.

Como Samaritan, Time me ha llegado hasta los tuétanos. Ya el mismo título y la sinopsis que había oído prometían otra esperada rara avis en el panorama rancio, anquilosado, anodino y monocorde del cine actual, sobre todo si se trata del norteamericano: una historia original y sincera acerca del paso del tiempo y sus consecuencias, normalmente eludidas de palabra pero siempre ineludibles de hecho, en una relación de pareja. Pero la película va más allá de eso y se atreve a adentrarse en senderos raramente transitados por el cine, abriendo la llaga de una cuestión aún más honda: ¿sabe realmente uno lo que quiere? Cuando Ji-woo da a Seh-hee por perdida, deja de fijarse en las mujeres a las que hasta entonces tanto había deseado y por fin empieza a valorarla de verdad: estar con ella supondría cualquier cosa menos la frustrante rutina que prácticamente le estaba convirtiendo en un impotente.


Pero hay más: cuando bajo su nuevo e irreconocible aspecto ella regresa al cabo de seis meses y logra convertirse de nuevo en el anhelado objeto de deseo de Ji-woo, no sabe cómo sentirse, si feliz por haber logrado su objetivo, triste por comprobar con qué relativa facilidad su ex-novio se ha convertido en su novio o celosa por Seh-hee, a la que Ji-Woo sigue echando de menos, tal como ella, en una maniática y peligrosa puesta a prueba, comprueba al preguntarle qué sentimientos alberga con respecto a su ex-novia. En mi opinión, ni los celos incontrolables de Seh-hee por las mujeres que antes miraba Ji-woo ni los de See-hee por Seh-hee son exagerados o patológicos, sino sentimientos universales e intemporales que afloran tan pronto como se dan las circunstancias que vemos sucederse en esta historia.


En definitiva, como el otro día le oí a un director español que hablaba de su último estreno, cine que no va sobre el cine, sino sobre la vida. Por eso en estas películas de Kim Ki-duk nada suena a forzado ni nadie sobreactúa. El guionista y director pone en escena con deliciosa naturalidad unos presupuestos sencillos y unos actores que no parecen tales, y a continuación desaparece por completo para dejarnos solos respectivamente ante y con ellos. Uno sale del cine tan sobrecogido por la refrescante sinceridad de estas obras de arte, que necesita semanas para comenzar a creerse que las demás películas, las que resignadamente se irá tragando a falta de algo mejor, no son sino refritos afectados y previsibles del mismo cuento para niños de siempre que se quedan muy, muy por debajo de aquello que le conmovió sin que uno pusiera nada de su parte.

Lo que más me gustó: Las últimas secuencias, desgarradoras, en que See-hee busca desesperadamente a Ji-woo en la cafetería, en la calle y sobre todo en el metro, creyendo dar con él cada vez que encuentra en otros hombres un cierto parecido (me recuerdan la secuencia final de Samaritan, cuando Yeo-Jin trata de alcanzar en vano a su padre, que la abandona para siempre sin previo aviso). También la magia de sus reencuentros, primero en el barco y más tarde en la cafetería, donde ella ha empezado a trabajar suplantando a la camarera que veíamos al comienzo de la película.


Frase favorita: "Ha salido todo como quería. Parezco alegre pero me siento triste" (de See-hee, sentada en la cama junto a Ji-woo, antes de darle la bofetada).

viernes, 7 de mayo de 2010

CALENDARIO DEL VIAJE

CALENDARIO JULIO

DESDE EL PRINCIPIO

Explico la historia de esta idea. Hace más de un año empecé a preguntarme qué significado tenía el mosaico Memento mori, ése que sale al comienzo de cada episodio de la serie Roma:


Leyendo y leyendo, me enteré de que era una alegoría muy antigua: la Muerte es la gran niveladora, ya que pone fin a las desigualdades que se dan en vida, cuando nuestra alma, simbolizada por la mariposa, se balancea sobre una rueda, la Rueda de la Fortuna, que la somete a sus vaivenes:

Memento Mori

Me llamó la atención que el símbolo del alma fuese la mariposa, y buscando, encontré, entre otras, estas imágenes:



La primera escultura, obra de Pierre Cartellier (1757-1831), finalizada por Antoine-Denis Chaudet (1763-1810), se conoce como El Amor cogiendo una mariposa; la segunda, obra de John Gibson (1790-1866), lleva el título de El Amor acariciando al Alma mientras se prepara para atormentarla.

Curioso, ¿verdad? El Amor, uno de los sentimientos más nobles y una de la experiencias más esperadas y deleitosas de nuestras vidas, representado como un ser que disfrura sádicamente a costa de nuestras almas.

Me pareció un tema tan sugerente y lleno de verdad, tan intemporal y fácil de comprender para nuestros alumnos, tan importante en la historia de la literatura y del arte en general, que decidí no perder ni un minuto más. El tema pedía a gritos un tratamiento divulgativo, un montaje audiovisual.

Pero para que el montaje sea estéticamente aceptable, no vale lo de emplear imágenes de usuarios de la red que no suelen enfocar los objetivos de sus cámaras en los detalles que me interesan, o que simplemente no fotografían las piezas más reveladoras de cada museo con respecto a este tópico literario y artístico. Solución: no hacer el montaje o hacerlo bien.

Opté por esta segunda alternativa y, aprovechando que ya llevaba unos años dándole vueltas a la idea de hacer un viaje a Grecia, decidí centrarlo en este tema (sólo centrarlo, no limitarlo, ya que naturalmente tendrá otros objetivos). Para llegar cómoda y rápidamente a cada rincón del país, era necesario llevar el coche en ferry y, ya puestos, prolongar el viaje hasta Italia y otros lugares de Europa, que en realidad son los que más piezas sobre ese tema atesoran.

La lista de objetos que sobre el tema del Amor y otros muy distintos pienso fotografiar (mover de izquierda a derecha):

FOTOGRAFIAR

jueves, 6 de mayo de 2010

AGRIDULCE INEXORABLE

¿Os habéis dado cuenta? ¿De qué van casi todos los poemas, casi todas las canciones, casi todos los conflictos?

"Agridulce inexorable", palabras con las que Safo inicia el tema de los temas, el tópico literario del Amor. Αnticipo del montaje que me propongo realizar y subir el próximo otoño. Antes necesito recorrerme Grecia, Nápoles, Pompeya, Roma, Florencia, Munich, el Louvre, Londres y la Walker Art Gallery de Liverpool. Si no, no queda bien.

miércoles, 5 de mayo de 2010

PRESENTACIÓN

Iré subiendo a este blog todo lo relacionado con el viaje que me propongo hacer este verano a Grecia, Italia, Munich, París, Londres y Liverpool.