domingo, 15 de agosto de 2010

PARÍS

Al final el viaje de Munich a París no se me hizo tan largo. Hasta pude echarme un rato en la cama y darme una vuelta por París:



Estuve unas tres horas en el Louvre, embriagándome de belleza. Naturalmente, hoy he vuelto, en coche, por cierto, porque hay parkings para rato en la zona:



Creo que haría falta hasta un mes para poder ver con relativa tranquilidad todo el arte que hay allí reunido. Entre otras muchas obras que he fotografiado, por supuesto El Amor amenazando, de Falconet:


Y una de mis favoritas, por muchas razones, Cupido jugando con una mariposa, de Chaudet-Cartellier:



Luego, por la tarde, rumbo a Calais, para coger el ferry hacia Dover:



Y ya estoy en el hotel de Londres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada